jueves, 28 de mayo de 2009

VOLVIÓ LA LUZ DEL SOL

Perdida entre sus lágrimas de dolor,

solitaria en el abismo de la tristeza infinita,

invadida por los sueños rotos,

languideciendo entre las sombras de la melancolía,

sin metas ni ilusiones...

tú le devolviste una radiante sonrisa,

llenaste de colores su universo gris,

trajiste la luz del sol a su corazón teñido de negro.

Al ver tu mirada comprendió

que existía en el mundo también la bondad,

que el sufrimiento tocaba a su fin,

porque ya nunca jamás la acompañaría la soledad.


Ángeles

7 comentarios:

Carlos dijo...

Precioso, aunque muchas veces parezca lo contrario en el mundo también hay gente buena. Ojalá que algún día la soledad desaparezca de todos los corazones y esa luz del sol inunde la vida de todo el mundo.

Mª JOSE. dijo...

SOLO ESPERO QUE ALGUN DIA???????????NO EXISTA GENTE TAN MALA COMO HASTA AHORA.
BESOS,ANGELES.MJ

alma máter dijo...

La soledad cuando no se desea, es lo peor.

Un beso fuerte!

Angeles dijo...

Todo tiene su tiempo y todo su final la soledad y el desamor también.
Besitos:)

Natacha dijo...

Quédate con esos que te hacen sonreír...
Un beso, cielo.
Natacha.

Celia dijo...

Hola amiguina:
La experiencia me dice, que una inmensa mayoría de seres humanos, son buenísima gente.
Lo que ocurre es que quien está un poco más "oscuro", hace un ruido tremedo. Y parece muchos.
Un poema muy bonito.
Besos

Meiguiña dijo...

Ufff que hermoso.