martes, 26 de mayo de 2009

LOS TESOROS DEL ALMA

Cuenta la leyenda que una mujer pobre con un niño en los brazos, pasando delante de una caverna, escuchó una voz misteriosa que allá adentro le decía:
"Entra y toma todo lo que desees, pero no te olvides de lo principal. Recuerda algo: después que salgas, la puerta se cerrará para siempre. Por lo tanto, aprovecha la oportunidad, pero no te olvides de lo principal....."

La mujer entró en la caverna y encontró muchas riquezas. Fascinada por el oro y por las joyas, puso al niño en el suelo y empezó a juntar, ansiosamente, todo lo que cabía en su delantal.
La voz misteriosa habló nuevamente. " Tienes solo ocho minutos "

Agotados los ocho minutos, la mujer cargada de oro y piedras preciosas, corrió hacia fuera de la caverna y la puerta se cerró.....Recordó, entonces, que el niño quedó dentro y la puerta estaba cerrada para siempre. La riqueza duró poco y la desesperación... ¡para el resto de su vida!

Lo mismo ocurre, a veces, con nosotros. Tenemos unos cuantos años para vivir en este mundo, y una voz siempre nos advierte: "No te olvides de lo principal!"
Y lo principal son los valores del alma, la familia, los amigos, la vida. Pero la ganancia, la riqueza, los placeres materiales nos fascinan tanto que lo principal en muchas ocasiones se queda a un lado....
Así agotamos nuestro tiempo aquí, y dejamos a un lado lo esencial " Los tesoros del alma". Que jamás nos olvidemos que la vida pasa rápido.

Cuando la puerta de la vida se cierra para nosotros, de nada valdrán las lamentaciones.
Ahora ....piensa por un momento que es lo principal en tu vida......

"Que cosa extraña es el hombre: Nacer no pide, Vivir no sabe, Morir no quiere"


14 comentarios:

Mª JOSE. dijo...

TIENES TODA LA RAZON ANGELES..NOS OLVIDAMOS DE LO PRINCIPAL..¡¡VIVIR!!
PRECIOSA ENTRADA.
BESOS.MJ

Celia dijo...

Un relato para reflexionar.
Está claro que perdemos muchas ocasiones en la vida, cerrando puertas que deberían de estar abiertas, y dejando sin recoger lo que realmente merece la pena.
Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Buen post, par4a unos tiempos postmidernos donde a la gente sólo le interesa el capital, y no el otro. Me la juego, por eso, por el camino de la alteridad, la opción por el otro. UN abrazo estrecho,

Carlos dijo...

"Que cosa extraña es el hombre: Nacer no pide, Vivir no sabe, Morir no quiere", sin duda son unas muy sabias palabras.
Vivimos en unas sociedad egoísta y que nos inculca el egoísmo desde pequeños, a mucha gente se le pasa la vida queriendo tener más y más cosas y cuando se quieren dar cuenta ya es tarde: han desaporvechado su tiempo y el día que se va ya no vuelve. Aprendamos a vivir, hoy es mejor que mañana.

Alatriste dijo...

Una sabia moraleja. Una leyenda que enseña mucho y que te hace pensar. Me encantó leerte esta tarde, porque llevas mucha razón. Espero que estés muy bien. Un besazo.

Ángeles dijo...

MARIA JOSÉ: Pues si, muchas veces nos olvidamos de vivir, con todas las cosas maravillosas que ello implica, aunque cueste tenerlas presentes.

Un abrazo!

Ángeles dijo...

CELIA:
Cierto, en la vida perdemos muchas ocasiones y a veces muchos momentos hermosos por no saber aprovecharlos como se merecen. Cuantas veces no valoramos lo verdaderamente importante.

Un beso muy fuerte!

Ángeles dijo...

CARLOS A. PEREYRA:
Si, triste, pero es así, hoy casi todo lo mueve el dinero, que es necesario para vivir, pero no es necesario vivir para él y por él...

Un abrazo!

Ángeles dijo...

CARLOS:
Tienes razón, hoy mejor que mañana, tratemos siempre de aprovechar esos pequeños grandes instantes y de valorar esas pequeñas grandes cosas.

Un abrazo!

Ángeles dijo...

ALATRISTE:
Me alegra mucho verte por el blog. Espero que todo te vaya muy bien, gracias por leerme.
Todo bastante bien, no me quejo no me quejo, espero que todo te vaya muy bien por el sur.

Un abrazo muy fuerte!

alma máter dijo...

¡Qué bonito Ángeles!!!.. y cuánta razón. La vda pasa rápido, más de lo que quisiéramos.. po reso tenemos que valorar lo que tenemos y disfrutar al máximo.

Un beso fuerte!

Ángeles dijo...

ALMA MÁTER:
Si! Deberíamos valorar lo que tenemos y disfrutar al máximo, y cada ocasión en que no lo hacemos son cosas importantes que nos perdemos.

Un besito guapa!

txusman dijo...

cada mañana deberíamos leer esta leyenda... y recordarla antes de acostarnos...
saludos

Ángeles dijo...

TXUSMAN:
No nos vendría mal... a veces lo más importante se pierde en la rutina, sin darnos cuenta de que no hay que desaprovechar esas pequeñas cosas que tanta felicidad nos pueden brindar.

Un abrazo!